AMOR Y PASIÓN

A raíz de una serie de hechos delictivos, relacionados con la muerte de personajes vinculados a la farándula Peruana, quiero compartir algunas ideas con ustedes en las que no hay animo de herir o incomodar a persona alguna que pertenezca a algun grupo de homosexuales.
El asesinato de Alicia Delgado y la vinculación de este hecho con Abencia Meza ocurrida en el distrito de Independencia; y la del estilista Marco Antonio Gallego en el que se encuentra implicado Jorge Glenni ocurrida en San Isidro, en ambos casos ex parejas sentimentales.

Me llevan a señalar algunas características o hechos constantes en este tipo de relaciones que terminan en el desenbalse de la violencia contenida y desmedida producto de las diferencias de pareja, sean los celos, dudas, infidelidades de hecho o supuestas ocurridas en el tiempo que duran estas relaciones.

Los valores y códigos que manejan estos grupos sociales van de la mano con el fanatismo, la irracionalidad, y la demencia que dan paso a la venganza pasional.

No importa el lugar donde viven los miembros de estos grupos, ni el estatus económico o social al que pertenecen, eso no los diferencia de su peculiar forma de ser y de pensar, al fin de cuentas cuando ellos tienen que actuar se dejan llevar por su inteligencia y logica pasional.

La aplicacion de la violencia en sus diferentes formas o modalidades es la respuesta inmediata cuando se rompen o incumplen por una de las partes los códigos de ética o valores establecido y creados por ellos.

Pero lo dañino y perverso es la actitud, conducta o comportamiento extremo que toman cuando deciden ajustar sus cuentas, lo que no justifica la pasión o pureza con la que una de las partes entregan sus sentimientos.

Hoy la sociedad es mas abierta y la inclusión es un hecho, ahora a los diferentes grupos de homosexuales se les permite casarse o convivir en pareja, criar niños, y desarrollar una vida abierta y libre, pero hay que respetar los valores y leyes de ella.

Creo que es importante que estos grupos sociales se incluya con la sociedad en su conjunto, participando y haciendo uso de las bondades que la ciencia medica tiene para su adaptación y homologación de su forma de ser, quizá así puedan conciliar y superar el hecho de tener físicamente un sexo y mentalmente o conscientemente otro.

La educación sobre la preferencia sexual en nuestra sociedad es muy importante y hay que iniciarla desde las escuelas y en todas las instancias correspondientes, los espacios deben seguir abriéndose para que la sociedad sea una sola y sin exclusión de ninguna naturaleza, pero debemos estar claros que hay que respetar el orden jurídico establecido, porque si no es así, nuestra sociedad entraría en su autodestrucción, son los valores y la leyes que nos ayudaran a sostenerla viva.

Quiero dejar establecido que no solamente son los homosexuales los que llegan a los extremos de la violencia virulenta, son los hombres y mujeres que se dicen normales, los que también nos horrorizan con sus hechos violentos y crímenes de toda índole.

Comentarios