DIVORCIO



Actualmente hay muchos programas en los diferentes medios de comunicacion social, locales, nacionales y globales, cuyos conductores tratan el tema del divorcio con mucha ligereza e irresponsabilidad, y en algunos casos los personajes a cargo de esos programas por tratar de llegar a la audiencia utilizan la replana o el lenguaje vulgar.

No soy un cucufato, menos un santulon, soy una persona que ha vivido en carne propia el tema del divorcio.

Creo sinceramente que cuando un matrimonio no funciona y agotadas todas las instancias y vías personales para superar los errores y problemas dentro del matrimonio no les queda mas que recurrir al divorcio; por que es muy cierto que continuar casados sin entendimientos y coincidencias, la vida de pareja sera dispareja, y de los roces verbales hay un paso muy cercano a la agresión física y sicológica.

Por lo tanto, el problema de dos se convierte en tres, por que no solo son los esposos, los actores principales, sino que indirecta o directamente involucramos a los hijos, y con ello las secuelas emocionales que en el futuro afectaran definitivamente su personalidad.

Pero el punto de este tema casi nunca se mira desde el inicio de la vida de cada persona involucrada en esta situación, y aquí no hay que echarle la culpa completa a nuestros padres, pero si hay que ver con detenimiento que es el llamado sistema en que vivimos el que en forma gravitante tiene mucho que ver con este delicado asunto social.

Hoy la sociedad cada día es mas individualista, es menos solidaria, es menos humana, es mas insensible; y este problema como otros se ha convertido en un gran negocio para muchas personas inescrupulosas que se autotituluan profesionales especializados en temas de pobreza y otros, como el divorcio.

Por ejemplo, yo soy un hijo que tuve la suerte de vivir con mis padres desde que nací hasta que ellos se fueron a una mejor vida, pero los hijos de hoy, los de este siglo de la globalizacion, ¿tendrán el calor que da un hogar en el que Papà y Mamà están pendientes en el alimento, en la salud, en la educación, departiendo y compartiendo las alegrías y tristezas, o dando lo mas importante que es el amor de padres?.

El mundo de hoy tiene que mirar bien esta realidad y corregir la falta de educaciòn y de amor de los futuros padres sino quremos vivir en una sociedad cada vez mas fría, indolente, inhumana, sin alma y llena de falsos o falsas defensoras del divorcio a ciegas.

El divorcio es la solución para los que irresponsablemente decidimos casarnos sin estar preparados, para los que no nos intereso la educaciòn para la vida, para los que quisimos salir de nuestros hogares por que sencillamente no disfrutabamos a nuestras anchas la falsa libertad, para los que nunca pensamos seriamente en el amor que necesitan nuestros hijos.


Para los padres divorciados y para los que están en camino al divorcio hay mil razones y motivos legales y sociales, pero no humanos para justificarlo, nuestros hijos aceptaran de la boca para afuera nuestra inconsulta decisiòn por que no les queda otra, pero todos sabemos que en el fondo ellos nacieron soñando para ver a sus padres juntos al dormir y al despertar de cada día.

La pregunta es, ¿somos buenos ciudadanos, personas o gentes ?, sabiendo que no somos o fuimos buenos padres, ¿la pensión alimenticia o el cumplimiento de los derechos legales y materiales para con nuestros hijos de hogares divorciados no nos da la categoría social de llamarnos buenos?

Comentarios