VIOLENCIA, ¿ OTRA VEZ ?.


Las primeras planas de los medios de comunicacion social-dan cuenta en Peru-de la presencia de terroristas disfrazados de estudiantes democráticos en la Universidad de San Marcos. Lo cierto es que la internacional de la maldad y la perversion siente envidia por el desarrollo y crecimientos de nuestro país.
Esa envidia del crecimiento de nuestra patria, hace que los malvados terroristas de dentro y fuera, terroristas de cuello y corbata que utilizan a tontos útiles que en vez de comer caviar como sus amos y mentores, comen jurel, saben que el crecimiento de nuestra patria que aleja cada vez la miseria en nuestra nacion, deja a estos malvados sin campo de accion para la subversion, por eso, hoy piden la libertad del asesino mas grande de nuestra historia, Abimael Guzman.

Saludo la firmeza de los ministros, de educacion, Antonio Chang Escobedo y de Justici Victor Garcia Toma, asi como del presidente Garcia Perez, pero condeno energicamente la actitud idiota y senil de Luis Izquierdo mal llamado Rector de esa casa superior de estudios, que dice "no haber visto, ni saber nada de los hechos que la prensa nacional e internacional informa al mundo", es hora de investigar a los decanos afines al terror, es hora de pedirle cuentas claras al abogado del cabecilla del mal, Manuel Fajardo, y saber que hacia el dia lunes en la noche en San Marcos participando en esa marcha junto a los terroristas disfrazados de estudiantes; no debemos permitir que el caos que hoy reina en la Universidad decana de America sea nuevamente trasladada a nuestra sociedad.

El año 80 el Presidente Belaunde nos dijo que los terroristas de hoy eran una banda de cuatreros y otros pensaron que eran luchadores sociales o justicieros a lo Robín Hood a los que se debía imitar, pero el tiempo nos dio la razón a los que nos jugamos enteros y completos por devolverle al país democracia y libertad; hoy pido al presidente Garcia y a toda la clase política sin excepción unidad para la erradicacion definitiva de esos malvados disfrazados de democratas y amantes de los derechos humanos.

Firmeza y decisión de nuestras autoridades para terminar con los rezagos del terrorismo y no caer en el juego de los falsos izquierdistas que comen caviar, por culpa de ellos el narco terror esta avanzando nuevamente del campo a la ciudad, nuestra hermana Colombia aun sigue luchando con los terroristas seguidores de tiro fijo que desde hace decadas tratan de volverla un pais aislado del mundo por la practica de la violencia, los Peruanos no queremos eso.

La Autoridad de nuestro gobierno debe sentirse, las medidas legales y constitucionales, se deben aplicar con rigor contra los promotores y activistas de la maldad, violencia y odio, medidas que deben ir contra los pirañas y carteristas, contra los extorsionadores, los asesinos en serie, contra los chantajistas sexuales enquistado en todo tipo de instituciones, contra los coimeros, contra los falsos curas, contra los malos padres de la patria, contra autoridades locales y regionales que con su incapacidad y falta de honrradez contribuyen al caos, la corrupcion y el desorden, hechos que de una u otra manera sirven de caldo de cultivo para justitificar la violencia practicadas por los resentidos sociales.

Nuestra sociedad no debe perder el camino de paz y tranquilidad, por eso necesitamos que no solo el poder ejecutivo y legislativo saquen leyes contra la violencia, necesitamos que el poder judicial, la policía y todas las instituciones se unan contra la corriente de la maldad que va creciendo día a dia.

Por eso, nuestra sociedad tiene que movilizarse, y esa movilizacion tiene que ser de todos los estamentos funcionales y territoriales, no solo de los estudiantes y los maestros, tambien los pueblos integros de nuestro pais deben sentar su voz de protesta y organizarse contra los activistas del mal, por que es importante para nuestro desarrollo, poner alto a la violencia terrorista y violencia comun que es una consecuencia de ella, nuestra sociedad se debe organizar mejor para combatir la violencia y el odio.

Comentarios