MARXISTAS TRASNOCHADOS.

Se termino el 2010, pero quiero resaltar las declaraciones que hizo Fidel Castro éste año sobre la aplicación del marxismo en Cuba, posición ratificada por su hermano Raúl, que ejerce por herencia la presidencia de la Isla Caribeña.

Raúl Castro, en la exposición que hizo el 18 de Diciembre del año en curso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, fue claro y tajante al recalcar lo siguiente:

Dijo que:

Se eliminaran todas las trabas a las transferencia de dinero que llega del exterior, permitiendo la libre operación de los bancos nacionales con sus similares en el extranjero, se re negociara la deuda con los acreedores extranjeros y aseguro que se ratifica plenamente la confianza a la inversión extranjera, asegurándoles honrar puntualmente los compromisos contraídos.

Señalo que, a partir del 2011 se introducirán cambios estructurales en el modelo económico, reduciéndose los gastos superfluos, anulando los sobregiros en el presupuesto nacional y sancionando a los funcionarios que brinden información inexacta en aplicación del Octavo mandamiento de la ley de Dios, " no dar falso testimonio ni mentir ".

Raúl, fue insistente en pedir se apliquen los principios éticos y morales, pidiendo a sus funcionarios, asambleístas y dirigentes, que en Cuba se deben aplicar los tres principios éticos morales de la civilización Inca, ama sua, ama lluya y ama kella; no mentir, no robar, no ser holgazán o vago, dijo que la lucha contra la mentira, el engaño, la improvisación y el apresuramiento sera frontal.

También dijo que los cubanos confunden socialismo con gratitudes y subsidios; igualdad con igualitarismo, dijo que la libreta de abastecimiento tuvo justificación en un momento determinado y fue la expresión máxima de justicia social, pero hoy, ese beneficio debe revisarse y aplicarse con realismo. Otra medida será la reducción de la abultada planilla estatal, la eliminación de la distribución gratuita de cigarros y otros productos, así como la reforma de la central de trabajadores para que sus afiliados como cualquier ciudadano cubano paguen sus contribuciones y sean sancionados, si incumplen como a cualquier evasor tributario.

Otra decisión fue la de incentivar la producción y la exportación, dijo que el estado no puede dar lo que no tiene, ni dar dinero sin respaldo productivo, y anuncio que se eliminaran las planillas infladas y los inventarios ociosos, el gobierno terminara con el despilfarro y las empresas que no son rentables.

Reconoció la existencia de dirigentes corruptos que cometieron errores y violaciones de carácter económico pero que no fueron sancionados por el partido y el gobierno. Raúl Castro dijo que esos errores de orden moral serán analizados con honestidad y profundidad, así mismo expresó que la realidad de los números está por encima de las aspiraciones y los buenos deseos.

En el mes de Agosto de éste año, Fidel Castro sostuvo una entrevista con el periodista Jeffrey goldberg de la revista The Atlantic, -en presencia de la experta Norteamericana en relaciones exteriores Julia Sweig-, ante la pregunta sobre la vigencia del modelo Cubano y su posible validez en otros paises. Fidel Castro respondió que tal cosa no era pertinente y añadió "el modelo Cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros".

Según Sweig, dice que Fidel no rechaza la idea de la revolución, sino que reconoce que bajo el modelo cubano el estado tiene un papel demasiado grande en la vida económica del país.
Lo cierto es que Fidel esta preparando la condiciones en la opinión publica mundial, para que su hermano Raúl Castro aplique a partir del 2011 las reformas económicas y sociales o estructurales para adecuar a la Isla a los tiempos de la presente era global y del sistema que creyeron derribar.

"La historia me juzgará".
Es una frase Fidelina. Pero la realidad concreta es la que nos dice, que si las medidas o decisiones económicas que se aplicaron son correctas, el pueblo sera el beneficiario del crecimiento del país. En política, los hechos se juzgan por los resultados; y aplicar lo que Fidel y su camarilla aplicó en Cuba, o lo que hicieron y hacen otros lideres en algún país del mundo, inventando realidades; al final del camino el pueblo se dará cuenta que esos personajes están completamente equivocados porque aplican un modelo que lo único que lleva es hambre y pobreza.

Engels, en el Anti-Duhring. capitulo XIV
Objeto y método, escribió lo siguiente:
"las condiciones en las cuales se producen e intercambian productos los hombres, son diversas de un país a otro...La economía política no puede, por tanto, ser la misma para todos los países, y para todas las épocas de la historia, desde el arco y la flecha, el cuchillo de piedra y el excepcional intercambio y trafico de bienes, del salvaje hasta la maquina de vapor de mil caballos, el telar, los ferrocarriles y el banco de Inglaterra, hay una distancia gigantesca...Los habitantes de la tierra del fuego no han llegado a la producción masiva ni al comercio mundial... El que quisiera reducir la economía de la tierra del fuego a las mismas leyes que rigen la de Inglaterra, solo conseguiría obtener lugares triviales o vulgares...La economía política es una ciencia histórica en constante cambio".

Por lo tanto: Fidel y Raúl Castro, después de muchos años se han dado cuenta que las leyes de la economía, -como dice Engels-, no se pueden aplicar como si fuera un uniforme militar, Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Daniel Ortega en Nicaragua, Correa en el Ecuador, deben releer las declaraciones de Fidel y tener en cuenta las decisiones de Raúl. Deben encausar sus políticas económicas y sociales por el camino realista, teniendo como base el ejercicio irrestricto de la la libertad y la democracia como valores sociales para lograr el desarrollo humano.

Comentarios