DIA DEL TRABAJADOR.

Primero de Mayo día del Trabajador.


1,886 es el año que Andrew Jhonson -presidente de los Estados Unidos de Norte América- promulga la ley Ingersoll, que ponía en vigencia las 8 horas de trabajo; como esta ley no se cumplía y era burlada por los empresarios, los sindicatos Norteamericanos paralizaron sus labores en mas de cinco mil centro productivos. A raíz de esa protesta sindical, en la ciudad de Chicago se origino un enfrentamiento entre la policía y los manifestantes, explotando una bomba que provocó la muerte de varios policías, por ese hecho fueron juzgados sumariamente varios manifestantes y el once de noviembre de 1,887, subieron al patíbulo para morir ahorcados: Albert Parson, August Spies, Adolph Fischer, y Georg Engels.

Louis Linng, se suicido antes de subir a la horca, a Michael Swabb y a Samuel Fielden los condenaron a cadena perpetua, a Oscar Neebe se le sentencio a cumplir 15 años de trabajo forzado.

A partir de 1,890, muchos gremios a nivel mundial acordaron establecer el Primero de Mayo como fecha histórica para recordar los hechos de 1,886.

En Perú, el veintitrés de diciembre de 1,918, los obreros textiles de las fabricas el Inca, Unión Textil y los panaderos de Estrella del Perú, iniciaron una huelga que a partir del dos de enero del año siguiente se convirtió en paro general; el objetivo de esta lucha era conseguir la jornada diaria de las 8 horas de trabajo.
Existen antecedentes de protestas para lograr este derecho, pero las jornadas mas resaltantes son las que se iniciaron a partir de 1,905 y las que se reiniciaron en 1,911 hasta el año 18; las movilizaciones gremiales que se llevaron a cabo en Lima y en provincias, especialmente en la zona norte de nuestro país, tuvieron influencia Anarco-Sindicalista, destacando en ésas luchas laborales, Caracciolo Levano, dirigente del gremio de los panaderos.

Los estudiantes Universitarios también  se interesaron por estas lucha y con ese fin se establecieron las coordinaciones entre el gremio obrero y la federación de estudiantes del Perú; para cumplir con estas labores de coordinación, la Federación designa como delegado al estudiante Víctor Raúl Haya de la Torre, conformando de ésta manera la alianza obrero estudiantil con la que lograron conseguir la victoria de éste derecho laboral.
Los trabajadores y estudiantes consolidaron su alianza en el comité de huelga que comenzó a sesionar y a coordinar acciones en el local de la FEP, allí se reunieron en forma permanente, Manuel Casabone, Abelardo Fonken, Nicolas Gutarra, Arturo Sabroso, Juan Guerrero Quimper, Julio Portocarrero, Fernando Borja, Delfin Levano, Miguelina Acosta, Luis Barrientos, Fausto Nalvarte, Juan Pérez, Octavio Carbajo, Carlos Barba, Morel, Tataje, y Otazu, dirigentes que lograron sobresalir de aquella jornada.

Haya de la Torre es elegido representante de la alianza obrero-estudiantil para negociar con el gobierno; el ministro Manuel Aurelio Vinelli, que estaba a favor de la conquista ofreció renunciar a su cargo si el gobierno se negaba a firmar el acuerdo, finalmente las 8 horas de trabajo se conquistaron el quince de enero de 1,919, Haya de la Torre siempre recordaba los tres ochos que marcaron esta histórica jornada, 8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de estudio.
El dieciséis de enero del mismo año, Haya de la Torre participó en la fundación de la Federación textil.
El primero de mayo de 1,944. Arturo Sabroso Montoya y el mártir obrero Luis Negreiros Vega, asesinado por la tiranía de Odria el veintitrés de marzo de 1,950. Y otros dirigentes sindicales; frente a las tumbas de José Carlos Mariategui que había apoyado las históricas jornadas por las 8 horas de trabajo; y de Manuel Gonzales Prada, padre de la generación rebelde; fundaron la gloriosa central de trabajadores del Perú, la CTP.

Manuel Jesús Arévalo Cáceres, mártir obrero; es el ejemplo preclaro de la clase trabajadora, desde niño laboró en las haciendas de los barones del azúcar y desde joven asumió responsabilidades como dirigente sindical, gran luchador social y político, fue asesinado el quince de febrero de 1,937 por la tiranía de Benavides.

Comentarios