OLLANTA HUMALA.


Propuestas, como crecimiento, inclusión, transformación, seguridad ciudadana y honestidad, fueron las que Ollanta Humala utilizó para encandilar a los electores peruanos, que después de modificar su programa de "la gran transformación" y bajo el padrinazgo de Vargas Llosa, le dieron poder a través de sus votos.
Definitivamente esas promesas cayeron en saco roto, porque las cifras que muestra el Banco Central de Reserva y la Cámara Comercio de Lima, son bastante claras, cuando se refieren a inversión pública, respecto al año pasado, las mismas que muestra un crecimiento negativo de -3% y la inversión privada en -2%.
Como podemos observar, no crecimos, y la inversión respecto al año pasado, se redujo. Esta situación no ocurría hace 10 años y como consecuencia de la ineptitud, la pobreza que estaba en 24%, el gobierno humalista la ha incrementado a 25.3%. El crecimiento de 2.4% versus el promedio de 6% que venía dándose en los últimos 10 años, se ha detenido, y como sabemos, el país necesita un crecimiento sostenido de más de 5% para reducir la pobreza.
“El cuento humaliento, "el agua vale mas que el oro" y la oposición asolapada a la inversión en el sector minero y de hidrocarburos, creando trabas burocráticas, solo ha servido como acicate para acrecentar la corrupción, y bajo ese argumento ha logrado desatar la violencia comunista, que como se ha comprobado históricamente, siempre se ha opuesto al desarrollo y a la felicidad de los peruanos y bajo las banderas de país pobre y atrasado -que por siglos esta sentado en un banco de oro-. Ollanta Humala, con su falsa predica por el agua, lo que ha hecho ha sido detener todo lo bueno que el país había logrado en las últimas décadas.

Tramitología, -palabra de propiedad humalosa- es la herencia revivida de los gobiernos rojimios, como el de Humala, que han creado marañas de normas con la única finalidad de conseguir sobornos, detener el crecimientos de nuestra patria y promover la violencia comunista, que lo único que hace es aplicar su trasnochada tesis, de dice: "la violencia es la partera de la historia".
Los escándalos propiciados por una serie de hechos de corrupción en los que están envueltos familiares, amigos y socios políticos, así como la reelección conyugal y el escándalo que se vislumbra producto de la sociedad con Martin Belaunde Lossio y el dinero proveniente de petróleo venezolano, son temas que han marcado definitivamente estos años de desgobierno de un militar que le engaño a los peruanos con sus cantos de eficiencia y honestidad.

Comentarios