TRUJILLO 32.

La historia de nuestra patria está marcada de luchas permanentes, primero fueron por la independencia nacional y luego, para lograr la justicia social; a finales del siglo XIX, surge en el norte de nuestro país la idea de la gran transformación para terminar con las viejas estructuras a través de la revolución democrática.
Víctor Raúl Haya de la Torre, comienza a perfilar su liderazgo, en lo que se conoce como la “Bohemia trujillana”, luego “Grupo Norte”; aquí se juntan los jóvenes que más tarde serían las banderas de nuestra patria, Antenor Orrego, Alcides Espelucin, José Eulogio Garrido, Macedonio de la Torre y Cesar  Vallejo, entre los más recordados. Orrego en el afán constante de renovar la política, incorpora nuevos alumnos, así vincula a Manuel Arévalo Cáceres, a Alfredo Tello Salavarria, a Ciro Alegría y al anarquista chalaco, Manuel Barreto Risco, ‘Bufalo’.

La década del diez y del veinte, están marcadas con la lucha por la reforma universitaria, la jornada de las 8 horas de trabajo y la libertad de conciencia, gestas que fueron liderada por el joven Haya de la Torre, seguido de Manuel Seoane, Arturo Sabroso y los mártires Salomón Ponce y Alarcón Vidalón.
El año 23, la tiranía no se cruzó de brazos, captura a Víctor Raúl y lo mete preso en el frontón, Haya de la Torre se declara en huelga seca, por siete días, luego es enviado al destierro sin documento alguno.

La década del treinta sigue marcada con las luchas por los derechos sociales y civiles, jornadas populares que son de vital importancia para la toma de conciencia en nuestro país. Luego vienen las décadas siguientes y la lucha popular continúa, el año 24 se funda el Apra continental en México, el año 30 se funda el PAP; es así como el partido del pueblo insurge en la vida política nacional, con su propuesta de justicia social y pan con libertad, sostenidas por el frente único.

El año 31, se producen las elecciones fraudulentas, el 6 de mayo del 32 es apresado Haya de la Torre y encerrado en las mazmorras del panóptico, en resumen, son los antecedentes más importantes para la gesta popular, conocida como la “Revolución de Trujillo”.

El 7 de julio del año 32, ‘Búfalo’ Barreto, Alfredo Tello, Remigio Esquivel, Juan Delfín Montoya y un puñado de valientes liberteños, toman por asalto el cuartel O’Donovan, como señal de protesta contra los abusos del gobierno de turno, con esta gesta popular, con la muerte de los mártires del año 23, la prisión, el destierro de Haya de la Torre y los asesinatos de Manuel Arévalo Cáceres y Luis Negreiros Vega, se marca el inicio doloroso del proceso de cambio en nuestro querido Perú.

Los que antes nos acusaban de comunistas y derechistas, hoy levantan nuestras banderas de izquierda democrática, de frente único, de cambio, de transformación, de justicia social y pan con libertad.


¡Viva la revolución, viva el Apra y Haya de la Torre, Viva el heroico 7 de julio del año 32!

Comentarios