EN CASA DE HERRERO CUCHILLO DE PALO

Hugo Rafael Chávez Frías, presidente Venezolano que se ha hecho conocido en el mundo como un personaje malcriado, irrespetuoso y confianzudo, útilizo estos términos para denominar así a este señor que hoy se encuentra en EE.UU participando en la Asamblea General numero 64 de la ONU.

Chávez Frías piensa que el hecho de ser Presidente y amigo de alguno mandatarios, le da la confianza suficiente para dirigirse a los dignatarios de las naciones del mundo de manera grosera y abusiva.

Por ejemplo, cuando se dirige al Presidente de Brasil, Ignacio Lula da Silva, lo llama Lula, al Presidente de Bolivia Evo Morales, lo llama Evo y en algunos casos Indio, y así por el estilo a otros dignatarios, hoy esta en EE.UU y al Presidente Barack Obama, lo llama Obama, recordemos lo que sucedió en Chile con el Presidente Zapatero y con el Rey Juan Carlos de España, quien se vio obligado a pedirle que se calle.

Si los presidentes o lideres discrepan de sus ideas o planteamientos, hay que atenerse a la andanada de insultos, como lo hizo contra el Presidente Alan Garcia, George Bush, o permanentemente contra su vecino Alvaro Uribe.

en el caso de Venezuela, en mas de una oportunidad hemos escuchado en sus cadenas de radio y televisión llamar por sobre nombre o apodo a sus funcionarios de gobierno, para citar un caso pongo por ejemplo al señor Aristobulo Isturiz, que fue Ministro de Educación a quien lo llama frecuentemente caballo negro.

Al Presidente Chávez, hay que recordarle que lo cortéz no quita lo valiente y educado, si se demora un poquito en expresarse o dirigirse a sus colegas puede llamarle Señor Presidente o señor ministro y el apellido que le corresponde.

Pero en la mente obtusa y cuadriculada de Chávez, la huachaferia, el irrespeto y la vulgaridad son sinónimos de radicalismo, de izquierdismo, de antimperialismo, y quizá de hombre popular, Hugo Chávez piensa que esa forma vulgar que tiene para comunicarse o expresar sus ideas es el camino directo que el pueblo necesita para entenderlo.

Lo que no entiende este dignatario, es que el es el Primer ciudadano de Venezuela y que representa a toda una nación, por lo tanto la forma como el trate o se dirija a los ciudadanos sera parte del aporte para mejorar, o para empeorar la cultura y la educación de nuestros pueblos.

En realidad como dice el refrán popular, no podemos pedir peras al olmo y Chávez expresa sencillamente lo que es, su formación educativa como militar se basa en la filosofía de obedecer y mandar y ahí esta la explicación a su forma de ser.

Por eso hay que entender mas no aceptar su actitud prepotente en el comportamiento que asume frente a sus colegas dignatarios o con las autoridades de su país.

Dice el refrán popular, la mona aunque se viste de seda mona se queda, o la vaca no se acuerda cuando era ternera, mejor dicho, se acuerda señor Chàvez que Ud. es un golpista que intento derrocar al Presidente Constitucional Carlos Andres Pèrez?.

Ahora pregunto a los ciudadanos Venezolanos:

¿hay Democracia plena?, ¿existe independencia y equilibrio de poderes?; no es cierto que el Poder Judicial, Electoral, el Ministerio Publico, la Controlaría, el Banco Central de Reserva, las Fuerzas Armadas y Policiales están sometidas al poder central.

Acaso no es cierto que las libertades y los derechos humanos se violan permanentemente, que la libertad de prensa va perdiéndose, que la violencia común y política va creciendo día a día, que las cárceles se están poblando de presos políticos y que la salida de dirigentes y lideres de la oposición hacia otras naciones es con el fin de solicitar asilo político?.

El desempleo, va de la mano con la fuga de inversiones e inversores y como consecuencia la pobreza va ganando terreno.

En Venezuela, acaso se puede hablar de Justicia Social?, es alarmante ver como la infraestructura hospitalaria, de salud, educación y de comunicaciones esta en grave crisis, las redes de aguas blancas y negras revientan por todas partes.

La escases de caraotas, de leche, de cafè, de harina pan, de azùcar, de papel higiènico, de aceite, de pasta de dientes y otros productos cuestan un ojo de la cara.

Chávez, recuerda lo que dice Castro, no mires la paja en el ojo ajeno cuando en el tuyo tienes una inmensa viga.

Comentarios