YARACUY Y SU DIOSA

 

Yaracuy Tierra de María Lionza. La leyenda existe, y cada día es enriquecida por los habitantes de éste hermoso lugar. La montaña sagrada, mística y telúrica que cobija esta increible leyenda está ubicada geograficamente en Chivacoa -territorio yaracuyano-. La creencia y la fé del pueblo está representada en ésta Reyna indígena. Diosa revestida de poderes especiales que le da la montaña del Sorte para enfrentar la maldad, y de esa forma defender el amor y la bondad de su gente. Pero María Lionza tambien representa el ímpetu, la belleza y la fortaleza de la mujer venezolana que lucha por el amor y la grandeza de su tierra; ésta Diosa que está bendecida por la energia que brota de la naturaleza, es la reina de éste verde y lluvioso territorio. Por lo tanto; se ha convertido en el ícono mítico de estos llanos y montañas, representando la energía cósmica que los santeros y chamanes a través del tiempo y de la magia de lo desconocido la mantien viva en el corazón de su gente.

"En la montaña del Sorte está Yaracuy,

en Venezuela,
vive una Diosa,
una noble Reina de gran belleza y de gran bondad,
amada por la naturaleza e iluminada de caridad ...

 
Éste homenaje de nuestra hermana Panamá, a tráves del canto de Rubén Blades, es un hermoso gesto que vale la pena resaltar, porque no solo está dedicado a nuestra querida María Lionza, sino que tambien está hecho para el bello paraje enquistado en la zona Centro Occidental de la tierra de nuestro Libertador Simón Bolívar.  

Para algunos, Venezuela podria ser el nombre de una hermosa y bella mujer; y para otros, el nombre de un valiente y aguerrido guerrero; pero Venezuela, tierra de extensos llanos verdes, tejida por ríos y adornadas por incomparables saltos de agua; bañada por mares de arenas blancas, con aguas que van del azul tenue al azul profundo; es sin lugar a dudas tierra de creyentes, tierra en la que se venera al Dios de nuestros Indígenas y migrantes; pero tambien al milagroso Trujillano José Gregorio Hernández, y a la Divina Pastora -patrona de Barquisimeto- y vecina de esta dulce y hermosa tierra llamada Yaracuy.

Dice la historia que Yaracuy, es el nombre del jefe de la tribu Jira Jara y padre de María Lionza; pero Yaracuy tambien es tierra de sol radiante, de montañas verdes color esperanza, de vientos y lluvias que se mezclan con el aroma del ave del paraíso y del bastón del cardenal, flores silvestres que brotan de las bondadosas y amorosas entrañas de esta tierra de paz y ternura que todos los dias enamora a su gente y al visitante.


Yaracuy es bonito, de día vive lleno de alegría con el canto incesante de sus aves silvestres; y de noche, del disfrute de sus suaves caricias y del goce de la brisa que besa la piel de su gente. Yaracuy es tierra de cielo limpio y abierto, y cada día nos recuerdas la grandeza del creador, porque aqui se goza y se disfruta del universo, y puedes ver las constelaciones de infinitas estrellas; Yaracuy, es tierra de luna inspiradora que hace cantar a poetas y que incentiva el nacimiento de nuevos amores.

Yaracuy, es tierra que retumba al son de los tambores, tambores que se sienten en el corazón de su gente, tambores que hacen hablar a las montañas, tambores que hablan con las manos de los negros de Veroes, y que le cantan con honores a la Diosa Yaracuyana.
Yaracuy, es cuna de bravos indígenas, es tierra de negros y blancos, de gente piel canela o café con leche, Yaracuy es tierra de gente nacida aquí y venida de allá. Y como diria Vasconselos, Yaracuy es tierra de la raza cósmica.

Epa hermano, éste es Yaracuy y su capital San Felipe; aqui está Albarico y San Javier; luego tienes a Arístides Bastidas con San Pablo; por ahi viene Cocorote e Independencia; si quieres ir a Veroes ahí está el Guayabo y el Farriar; tambien te espera Bruzual con Campo Elias y Chivacoa; y Bolívar con las minas de Aroa; tambien pudes ir a Nirgua y conocer Salom y Temerla; o llegar a José Antonio Paez que te espera con su Sabana de Parra; aqui en Yaracuy también esta la Trinidad con Boraure; Manuel Monge con Yumare, y cerquita esta Urachiche; también Sucre y su apacible Guama; o Peña con San Andrés y Yaritagua.

Mí pana, Yaracuy es calidad; aqui se comen arepas de maíz pelao, cachapa de jojoto con queso, empanadas rellenas con carne mechaita; tambien hay pabellón nacional con caraotas, o los sabrosos hervios. Y despues de una buena comilona, puedes asentarlo con cocuy o un buen café marron y si no, con un sabrosito guayoyo. Yaracuy es tierra de los toros coleados; ¡ah mundo! tierra de Florentino y el diablo; de la gente de a pie que habla cantaíto; tierra de ellos que son mís hermanos, que me contaron sus tradiciones, del vale chamo, del fino si es educao, del pa' lante si hay que avanzar sin importar na, vasié si tienes duda, o del na' guara!!! y su música del llano. Mí pana, Yaracuy es tierra de costumbres bonitas. 


Por ahora me quedo aqui.

Comentarios