ARÉVALO VIVE CARAJO!!!





Cuenta la leyenda Aprista,
Que en un pueblito
Llamado Santiago,
En el corazón del valle Chicama
Nació Manuel.
Creció y trabajó desde niño,
En las haciendas azucareras del valle.
Trabajador, y Luchador incansable,
Luchador por la justicia de pan con libertad.
Nunca le gustaron los dictadores
Y con todas sus fuerzas, combatió a los tiranos.
Lo persiguieron, y lo desterraron,
Lo encarcelaron, y lo masacraron,
Lo sentenciaron a muerte,
Y así moribundo lo asesinaron.
15, 20, o 50 tiros, no los sé,
Pero acabaron con su vida.
Barbaros, asesinos, las ideas y los sueños, no se matan.
Acribillaron tu cuerpo, pero te volvieron inmortal,
Destrozaron tu cuerpo,
Pero le dieron vida a tu alma rebelde,
Quisieron desaparecer tu cuerpo,
Pero tu corazón late en el pueblo.
Arévalo vive!!!
En nuestro pensamiento, 
y en nuestro corazón!!!.
Mártir obrero, lo llama el pueblo,
obrero e intelectual, le dijo Ciro Alegría,
Obrero insólito, le dice Lévano,
Cerebro radiante y Hombre sensible,
Lo llamó Antenor, su maestro,
Y Haya de la Torre, lo nombró su sucesor.
Luchador inagotable
Como tu alma, Sigues vivo, porque falta justicia,
Sigues vivo, para defender la libertad,
Sigues vivo, para defender la democracia,
Bendito Manuel, bendito eres Jesús.
Salvaste la vida de Haya
Como salvaras la vida de nuestro pueblo.
Arévalo vive carajo!!!.

Comentarios