LA VIOLENCIA NO ES LA PARTERA DE LA HISTORIA


A propósito de la violencia, método que siguen utilizando los comunistas en Indoamérica y Perú.

Como todos sabemos el Foro de Sao Paulo se fundó en Brasil, y el Grupo de Puebla en México, en ambos lugares, los lobos, hienas y caimanes comunistas acordaron ponerse la piel de cordero para asaltar el poder, en ese foro, decidieron estratégicamente dejar de lado la guerrilla y el coche bomba para dar paso a otras formas de capturar el poder y cumplir al fin de cuentas con su objetivo: destruir la producción, la economía de libre mercado, aplicar la planificación de arriba hacia abajo utilizando el estado, volvernos pobres y esclavos, sometidos a la dictadura de un grupo de ineptos, resentidos sociales y corruptos, en el fondo, poner en practica lo que al final es su esencia: la violencia en todas sus expresiones, y la violencia, nunca ha llevado a nuestras sociedades a la felicidad, que se expresa en el crecimiento económico y el desarrollo humano, por el contrario, países hermanos como Cuba, Venezuela o Nicaragua, son sociedades llenas de tristeza, atraso, hambre y dolor. Esto, no es un invento, la historia se ha encargado de registrarlo así. Si nos remontamos a los hechos relacionados con nuestra sociedad mundial, en el campo económico, social, político y cultural, encontraremos que la respuesta contundente es: fracaso, destrucción de la producción y del crecimiento económico, la violencia en sus diferentes formas, ¡es fracaso!.

En el libro: Víctor Raúl Docencia y Decencia, escrito por Roque Benavides Ganoza y el suscrito, hay una hermosa carta de Diego de la Torre de la Piedra, nieto de Macedonio de la Torre; Diego, narra en ella, que el año de 1977, cuando iba a cumplir 16 años de edad, fue a visitar a su tío abuelo Víctor Raúl, en "Villa Mercedes", residencia ubicada en el distrito de Vitarte, en Lima Perú.

En aquella oportunidad sostuvo con el Jefe del Apra una larga e interesante conversación, entre las preguntas que Diego hizo, resalto la siguiente: "¿Tío Víctor Raúl, tu crees en la lucha de clases, eres Marxista? Me contestó que él había estudiado mucho a Marx y que gracias a eso lo había negado y superado. Pasó después a explicarme la metáfora ginecológica de Marx "La violencia es la partera de la historia".

Sucede, me dijo, que Marx se había casado con una aristócrata prusiana llamada Jenny Von Wetsphalen, quien era la que mantenía el hogar y que tuvo muchos problemas a la hora de dar a luz a sus hijos. Por eso Marx era dado a utilizar esas metáforas ginecológicas. Luego Víctor Raúl me explicó en detalle el verdadero sentido de la metáfora y como la violencia jamás será la que genere un cambio social y menos aún una sociedad más justa. Me dijo simplemente que la violencia en si misma jamás generaría un cambio en la sociedad, así como una partera no puede hacer dar a luz a una mujer que no esta embarazada. Mas aún, en plena era atómica, la violencia no es partera de la historia sino la sepulturera de la historia. Expandiendo más la metáfora me dijo que la modernidad permite que los partos sean sin dolor gracias a los anestésicos. Del mismo modo, los "anestésicos sociales" para que la sociedad cambie sin violencia son la democracia y el diálogo".

Hermosa, y precisa lección, que los alumnos de nuestro querido Maestro, no solo debemos tener presente, sino que nuestra tarea, es difundirla. La libertad, la democracia y el dialogo, son valores que nos permitirán crecer económica y humanamente.

Comentarios